Número 82/Rutas por la Comunitat Valenciana

Tabarca, un destino único

Como escapada de fin de semana proponemos una visita a la isla de Tabarca, un destino para disfrutar de la playa, el sol y los deportes náuticos en un islote cargado de historia, que no deja indiferente. Un destino único del litoral valenciano.

Con una superficie total de 30 hectáreas la isla carece de elevaciones montañosas, lo que de antiguo le ha valido la denominación de la Isla Plana, calificativo que ya utilizaron los griegos –Planesia- y los romanos –Planaria-, aunque el nombre de Tabarca proviene del árabe Thabraca.

Las primeras casas se construyeron en 1770 y el complejo arquitectónico se completó con murallas, baterías, baluartes, caballerizas, una iglesia, la casa del gobernador, y un lavadero, una cisterna y hornos destinados a la elaboración de pan, de cal y yeso para uso doméstico.

La isla tuvo una importancia estratégico militar durante el siglo XVIII, pero estos intereses cambiaron en el siglo XIX. La guarnición militar abandonó Tabarca en 1850 y el interés por el islote no se recuperó hasta mediados del siglo XX, ya como destino turístico. La totalidad de la isla está declarada Conjunto Histórico-Artístico. Un paseo por ella nos permitirá contemplar la muralla de sillería con sus tres puertas (Sant Rafel, Sant Gabriel y Sant Miquel). El faro actual data de 1854.

La Iglesia, dedicada a San Pedro y San Pablo es uno de los principales edificios. De nave única, cuenta con dos puertas y pórtico de inspiración barroca. En un edificio adyacente se encontraba la casa abadía y la escuela. Muy próxima a la Iglesia se encuentra la Casa del Gobernador, una edificación de dos plantas y cubierta a cuatro aguas. En la actualidad está totalmente restaurada y alberga un hotel. En el edificio de la Almadraba se encuentra el museo de Nueva Tabarca.

Tampoco debemos dejar de visitar la Cova del Llop Marí, en la vertiente meridional de la isla, bajo las murallas. Podemos acceder con embaraciones de poco calado. Según una leyenda, esta cueva fue refugio de un mostruo marino de piel viscosa y grandes dientes, una auténtico Leviatán que perseguía por la noche a los habitantes.

Anuncios