Número 79

Vicent Soler: “para contar con unos servicios esenciales de calidad, necesitamos una financiación adecuada”

h-vicent-soler-02-pngTras un año al frente de la Conselleria de Hacienda, ¿está satisfecho con la labor realizada hasta ahora?
No era en absoluto un reto fácil, es evidente, pero era muy consciente de ello. Ahora bien, del Pacte del Botànic salieron unas ideas muy claras: formar a los mejores equipos y trabajar para las personas, alejándose de las políticas de los gobiernos anteriores, que no nos habían dejado más que agujeros. Con esos objetivos hemos trabajado durante este último año. Uno de los pilares de este trabajo ha sido la reivindicación de un nuevo modelo de financiación que corrija las injusticias del actual modelo, porque en esta Comunidad no podemos más, estamos al límite de nuestras posibilidades. Para contar con unos servicios esenciales de calidad, necesitamos recibir la financiación adecuada, porque si no, para mantener estos servicios, tenemos que trasvasar gastos de otras partidas, como puede ser, sólo por poner un ejemplo, el apoyo a los sectores productivos de la Comunidad Valenciana. Esto no lo podemos consentir porque es un lastre para las posibilidades de futuro de los valencianos.

En paralelo, dado que no contamos con la financiación que nos corresponde, es esencial que buscamos la fórmula para crecer mejorando lo que tenemos. Hemos hecho un análisis con lupa del modelo productivo en esta Comunidad para encontrar aquellos aspectos en que podemos mejorar, para ganar en competitividad y posicionar con fuerza nuestros productos en los mercados de todo el mundo. Por ello es fundamental apostar por la calidad de los productos, por la innovación y la calidad, porque sólo así lograremos impulsar nuestra marca en todo el mundo.

Este cambio del modelo productivo debe llevar a un incremento de la riqueza y el crecimiento de la Comunidad Valenciana y, en paralelo a esta cuestión, es esencial que revisemos el sistema tributario valenciano, para hacerlo mas progresivo, como marca la propia Constitución, y que pagan más los que más tienen, y no al contrario. Además, es prioritario luchar contra el fraude fiscal, porque de nada vale que mejoremos el sistema tributario si no nos concienciamos todos de la necesidad de contribuir. Nuestra aportación vía impuestos es esencial para sufragar muchos de los servicios que utilizamos en el día a día y para mejorar la calidad de vida de todos los valencianos.

¿El mayor reto de la economía valenciana es la infrafinanciación?
Sí, es el primer gran reto al que nos enfrentamos, y lo ha sido desde el minuto cero, desde que llegamos al Gobierno, porque sin una financiación adecuada es difícil que la Comunidad Valenciana funcione como debe funcionar, que cuente con los servicios básicos de calidad que merecen los valencianos y que podamos incentivar otras políticas a través de líneas de financiación o subvenciones que nos permiten desarrollarnos y crecer como territorio líder en un entorno cada vez más cambiante.

El último informe sobre las balanzas fiscales, conocido este verano, viene a confirmar que la Comunidad es la única autonomía pobre que aporta al Estado más de lo que recibe, y esto, se mire como se mire, no es justo. La Comunidad tiene un saldo fiscal negativo de 1.416 millones, el 1,48% de nuestro PIB, con el resto de España, lo que significa que aportamos al Estado 1.416 millones más de lo que recibimos. Y si hablamos en términos per cápita, la cifra es terrible porque cada valenciano aporta 280 euros más que cualquier otro español. Esto nunca en la vida puede ser justo.

¿Cómo se puede resolver el grave problema de la financiación autonómica de manera que satisfaga las necesidades de los valencianos?
Aprobando un nuevo modelo de financiación que verdaderamente responda a las necesidades que tiene la población. Esto es básico. El resto son parches que en realidad no son más que «pan para hoy y hambre para mañana». Es el caso del Fondo de Liquidez Autonómica que el Gobierno vende como un gran éxito. Un Fondo que se inventó para rescatar supuestamente las comunidades autónomas, cuando éstas no necesitan ningún tipo de rescate. Lo que necesitamos es lo que es justo, y esto significa recibir vía ingresos del modelo de financiación las dotaciones necesarias para financiar los servicios más elementales de la Comunidad Valenciana. Actualmente, lo que se ingresa no cubre ni el 80% del gasto en servicios públicos básicos.

Y así es muy difícil trabajar. El actual Gobierno no ha tenido ninguna voluntad real de reformar el modelo de financiación para resolver el problema de la infrafinanciación de la Comunidad Valenciana y de algunas otras que están en una situación similar, como es el caso de Murcia. Después de mucha pedagogía, hemos escuchado a los representantes del Gobierno admitir que la Comunidad Valenciana está infradotada en recursos económicos, al tiempo que nos decían que, sin embargo, tenemos que hacer recortes. Esto ha sido muy duro. Y tengo que decir que no lo hemos permitido. No es cierto que no hubiera recursos para atender y, al menos, poner en la media per cápita a las autonomías que están marginadas, como la valenciana. El Gobierno del PP eligió, y fue una elección ideológica, la opción que le ha permitido tener sometidas las comunidades autónomas.

Ahora la excusa es que el gobierno central está en funciones. Pero no estaba en funciones durante la legislatura y el modelo caducó el 1 de enero de 2014. La prueba de la nula voluntad la tenemos en el Comité de Expertos que anunció el Gobierno el pasado 8 de abril. Seis meses después no hemos recibido ninguna comunicación. Y el colmo es que algunos nos digan que la Generalitat no ha llamado su experto. Qué tomadura de pelo! Pero si ni siquiera nos han dado plazo para hacerlo! No tiene el más mínimo interés.

Para rematar, actualmente tenemos el problema de la financiación para 2017 que nos ha trasladado el Ministerio de Hacienda. Ha sido de nuevo, para que, con el argumento de la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado, ha congelado prácticamente las entregas a cuenta y el único verdadero incremento se debe a la liquidación de 2015 que se cobrará en julio de 2017. Esto quiere decir que la cantidad comunicada es inferior a la que realmente nos correspondería a los valencianos y, obviamente, muy por debajo de nuestras necesidades. Para que se haga una idea, los fondos crecerán 470 millones cuando los expertos valencianos pactados por las Cortes hicieron un informe en enero que decía que en 2016 la Comunidad necesitaría 2.464 millones adicionales para llegar a la media de gasto de las comunidades y cumplir con el déficit (situado en el momento del informe en el 0,3% del PIB). Ese es el panorama y la carrera de obstáculos en que vivimos las autonomías frente al Gobierno central y centralista.

¿Cuál debería ser el modelo económico adecuado para la Comunidad Valenciana?
Es evidente que para impulsar el crecimiento de esta Comunidad tenemos que revisar en profundidad el modelo económico para que las fórmulas que hasta ahora nos han servido, reclaman una revisión. El patrón de producción ha cambiado mucho en los últimos años.

Por ello, es necesario que las empresas, siempre con el apoyo de la Administración, apuestan por invertir en innovación, como herramienta para ganar calidad, incrementar la productividad y posicionarse en unos mercados cada vez más internacionalizados y competitivos.

Al final, lo importante no es tanto que se produzca como la manera en que se produzca, ya sea en la agricultura, en la industria o en los servicios. Producir a bajo precio, no tiene un largo recorrido y acaba haciendo malo el producto. No tenemos que mirar tanto el producir barato como producir en calidad.

Está ligado al comité organizador de Forinvest desde sus primeras ediciones. ¿Cómo valora la evolución del certamen en esta década?
No hay más que ver el éxito de público que año tras año acude a Feria Valencia para participar en este certamen, tanto como visitantes de los diferentes stands que se encuentran en la zona de exposición, y donde se puede encontrar la información más actual de los mercados económicos, financieros y de los seguros, como para asistir como oyentes a debates y mesas redondas organizadas en torno a los temas más candentes para los diferentes sectores. Forinvest ha conseguido consolidarse como referente de primer orden para todo aquel que quieran saber o conocer de primera mano cómo la economía y los mercados financieros, así como las novedades surgidas e inquietudes que afectan al sector de los seguros, no tan sólo en la Comunidad y en España sino también en el mundo internacional. Y por ello queremos que cada edición sean más los expositores que acudan, los ponentes que ofrecen sus conocimientos, el público y, por supuesto, nuestra implicación, porque ya podemos decir que Forinvest ha conseguido convertirse en foro nacional e internacional de primer orden en materia de economía, finanzas y seguros.

El sector asegurador ha alcanzado un peso creciente en el certamen. ¿Esa situación refleja su peso en la economía valenciana?
Estamos hablando de un sector con un volumen de negocio muy elevado y un volumen total de primas por seguros realmente alto, porque el peso que representa en la economía es más que considerable.

En la última edición de Forinvest pude comprobar en primera persona el volumen de gente que mueve este sector, la cantidad de empresas, agentes, corredores, asegurados … que se trasladaron a Feria Valencia para participar en el Foro Internacional del Seguro y que hicimos mover muchas de las actividades paralelas que se organizaron alrededor de Forinvest. Por eso nuestra apuesta por el sector dentro de este certamen.

Como presidente del comité organizador de Forinvest afronta la décima edición del certamen. ¿Con qué perspectivas?
Con la mejor de las perspectivas. Con la perspectiva de implementar el número de expositores, el nivel de los ponentes, la cantidad de visitantes y participantes y, en definitiva, en mantener bien alto el nivel de este certamen, en la implicación al 100% de todos los que estamos involucrados. De hecho, el Comité organizador de la próxima edición comenzó a trabajar desde el minuto cero tras finalizar el último certamen.

Usted ocupó hasta su nombramiento como Conseller el decanato de la Facultad de Economía. ¿El progreso de una sociedad se fundamenta en la formación?
La educación es uno de los pilares básicos de una sociedad y es fundamental tener en cuenta todo lo que pasa en este ámbito. Yo he visto pasar por las aulas de la facultad muchísimos alumnos con mucho talento, y siempre que me pare a pensar en esto termine en la misma conclusión: ellos son el futuro de todo. Ellos estarán al frente de nuestras empresas, de nuestros medios de comunicación, de las grandes multinacionales, etc. Por ello, es muy importante reclamar una financiación justa también por este motivo, ya que no queremos que los estudiantes valencianos tengan menos oportunidades que el resto de España por culpa de la infrafinanciación que tenemos en la Comunidad Valenciana. Sólo con una educación pública de calidad conseguiremos evolucionar como sociedad, ser más competitivos y llegar más lejos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s