Asesoría jurídica/Número 79

La intervencion de las compañias aseguradoras y sus efectos sobre los contratos suscritos con tomadores y agentes

Por Juan Manuel Gracia Tonda Mompó Abogados. Despacho jurídico de los Colegios de Alicante y Castellón

El ordenamiento jurídico español ofrece tres vías principales para resolver las crisis de las entidades aseguradoras:

  • El concurso judicial ordinario, con una serie de especialidades establecidas en la Ley de Ordenación y Supervisión de Seguros Privados.
  • El procedimiento administrativo de liquidación.
  • La medidas de control especial de entidades aseguradoras, de naturaleza administrativa, que tienden a prevenir el estado de crisis, y entre las que se contemplan la intervención de los actos de la entidad y la sustitución de los órganos de administración.

La intervención de una aseguradora por la DGSFP no necesariamente implica incidencia alguna sobre los contratos de agencia o las pólizas de seguro suscritas, pues tanto unos como otros siguen vigentes y la entidad puede incluso seguir suscribiendo nuevas pólizas.

Distinto supuesto es cuando se declara abierto el proceso de liquidación de la aseguradora o la prohibición de contratación de nuevos seguros y prohibición de la prórroga de los vigentes. A tal efecto el capítulo III del Tïtulo II del Real Decreto 2486/1998, de 20 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, y el Capítulo I del Título VII del Ley 20/2015, de 14 de julio, de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, hace referencia a la revocación, disolución y liquidación de las entidades aseguradoras.

A.- La revocación administrativa corresponde al Ministro de Economía y Competitividad, pudiendo ser la misma parcial, cuando afecte a unos o varios ramos, o total cuando se extienda a todos los ramos que estuviera autorizada la entidad. La resolución de revocación de la autorización administrativa deberá notificarse en el plazo máximo de 6 meses, quedando en suspenso dicho plazo durante el tiempo que, en su caso, se conceda a la entidad para superar la crisis. En caso de revocación total de la autorización se procederá a la disolución administrativa de la entidad aseguradora.

B.- La disolución procede cuando concurren las causas señaladas en el art. 172 de la Ley de ordenación, supervisión y solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras. Conocida por la DGSFP se procederá a la disolución administrativa de la sociedad, dando paso a la liquidación de la sociedad aseguradora.

C.- La liquidación, se atribuye al Consorcio de Compensación de Seguros y excluye la posibilidad de solicitar la declaración de concurso judicial, ya que ambos persiguen la misma finalidad. Solo en el caso de que este procedimiento fracasase, el Consorcio solicitará inmediatamente la declaración de concurso judicial.

Durante el periodo de liquidación, la DGSFP podrá determinar la fecha de vencimiento anticipado de la totalidad o de parte de los contratos de seguro. No obstante si la DGSFP estimara conveniente proceder de oficio a la cesión de cartera, podrá publicar en el Boletín Oficial del Estado y en el Diario Oficial de la Unión Europea la resolución correspondiente. La entidad o entidades adjudicatarias asumen todas y cada una de las obligaciones contraídas por la aseguradora cedente, tanto de los tomadores como de sus agentes que mantienen sus mismas condiciones.

En el supuesto que no hubiese absorción por otra aseguradora y nos encontrásemos ante una liquidación definitiva, con respecto a los tomadores el seguro el Consorcio de Compensación de Seguros está obligado a dar continuidad a las pólizas hasta finalizar su vigencia y en caso de siniestro, a diferencia de lo que ocurre con los depósitos, si bien no existe un fondo de garantía que liquide los derechos que corresponden a los titulares de un seguro sí existe una posibilidad de proteger a los acreedores que lo sean por tener un contrato de seguro, y que mejora su posición respecto al resto de los acreedores.

Respecto de los Agentes Exclusivos que tengan firmado un contrato quedará resuelto, pues se ha admitido como justa causa de desistimiento la situación patrimonial de crisis y quiebra técnica alguna de las partes (STS 27 noviembre 2006), señalando también el art. 26 del Contrato de Agencia, sin embargo mayor dificultad plantea el derecho a la indemnización por clientela a favor del agente en tal supuesto, pues la extinción del contrato sin aprovechamiento de la clientela por el asegurador no da derecho a tal indemnización (SAP Alicante 12.2.04), entendiendo que si se liquida la aseguradora ningún aprovechamiento obtiene de la cartera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s